BLOG

29 Ene 2012

La comunicación de Spanair en su crisis…

Queda patente la mala gestión de la crisis de Spanair. La comunicación ha sido inexistente a lo largo de esta jornada de incertidumbre para pasajeros y empleados.

En primer lugar, Spanair, unida a la Generalitat Catalana y a la Administración Central, eran conscientes de su problema mucho antes del día de ayer. Ha mantenido el silencio de una manera premeditada, sin prevenir de la situación que iba a acontecer a todas las personas vinculadas con la compañía.

En segundo lugar, la noticia llegó a todo el mundo a través de la prensa, siendo empleados y usuarios desconocedores de lo que estaba ocurriendo en el momento en que la noticia se hizo pública.

Nadie de Spanair ha dado la cara. Fue la ministra de Fomento quien anunció la noticia en los informativos de la noche.

El único comunicado que realiza Spanair es en Facebook, a las 22:30 hrs. de la noche del cierre de la compañía, indicando las vías de resolución de incidencias a los pasajeros y los canales de reclamación que tienen a su disposición. En definitiva, ninguna atención a los usuarios de sus servicios.

El comunicado en Twitter es todavía más lamentable: «Nos despedimos no sin antes ofrecer nuestras más sinceras disculpas a todos los afectados y agradecer la confianza depositada. A todos, gracias». Simplemente vergonzoso.

La página web de Spanair está no disponible al igual que lo parecen estar sus líneas telefónicas.

No es que Spanair haya tenido una comunicación, sino que dicha comunicación ha sido prácticamente inexistente y, la poca que ha tenido ha sido patética.

El nombre de Spanair ya no volverá a existir. Pero no deberíamos olvidar el nombre de sus máximos responsables, que son también los responsables de que las cosas se hayan hecho y comunicado tan mal. Es lícito que una empresa cese sus servicios si no los puede mantener. Lo que es absolutamente reprochable es la falta de ética y, también, de humanidad hacia las personas (clientes, trabajadores y otras personas vinculadas con la compañía) vinculadas con ellos y hacia todo el mundo en general.

Miro con distancia a esta situación que está ocurriendo y no es más que otra desagradabilísima circunstancia provocada por la falta de valores que está viviendo nuestro país en los últimos años. Parece que nada importe y parece que todos nos resignemos con estas circunstancias. Esta pérdida de valores es la que está provocando la desarmonización del estado del bienestar que nos han vendido. Si recuperamos los valores que de verdad hacen feliz al ser humano y nos apartamos de los egos, la competititividad y la ambición exacerbada, nos dirigiremos hacia un mundo más armónico, sin duda alguna.

Para ello, os invito a que recuperéis esos valores en vuestro interior y en vuestro entorno para que, desde cada uno de nuestros micromundos, podamos realizar cambios más grandes y a mayor escala.

Tengo la esperanza de que aprendamos de todas estas cosas para el futuro y comencemos a restablecer esos valores que se han perdido y que son absolutamente necesarios para el desarrollo y para la convivencia.

Carolina Hernández

admin

Mis valores son la flexibilidad, el respeto y la comunicación. Consultora, Formadora y Coach en coaching organizacional, desarrollo de habilidades de dirección y comunicación interpersonal y organizacional. Me entusiasma acompañar en las transformaciones de las personas y las organizaciones a través de la consultoría y la formación.

Escribe tu comentario